lunes, 2 de octubre de 2017

LA NIEBLA Y LA DONCELLA FILMADA EN LA GOMERA






He leído varias novelas de Lorenzo Silva, pero no la que da origen a esta película. Debo decir que me ha gustado mucho. y que he estado totalmente metida en la niebla de la Gomera. Reconozco que no es una obra redonda, que tiene algunos fallos, pero el resultado final es bueno, su ritmo no es trepidante, sino calmado, su dureza de fondo está suavizada y te hace pensar y te deja pensar. Creo que son cualidades de las novelas de Silva, un escritor humanista e inteligente, que no solo quiere hacer historias policiacas, sino contar la España actual e n más dimensiones.



Un asesinato cometido y no resuelto hace tres años obliga a la Guardia Civil a enviar a la isla de la Gomera a dos investigadores (Vila y Chamorro) de la Unidad Central .La resolución del caso-que incluye otra muerte-, nos lleva por toda la isla ,carreteras, casas, playas, bosques, pueblos, con su bello y extraño paisaje y su peculiar español.
La clave está en los diálogos, en el pasado. ¿Porqué esos Guardias civiles vienen de Galicia y acaban en La Gomera?

El guión parece algo confuso, pero es que las novelas de Silva son complejas, tiende a alargar los procesos, a introducir conversaciones nimias,a dar falsas pistas, falsos desenlaces, situaciones ambiguas que despistan al lector. En el fondo se trata de identificarse con el policía, que tiene que interpretar lo que ve, y a veces sigue pistas falsas y da rodeos. Estamos mal acostumbrados a esas series policiacas que sólo te señalan un camino.
En resumen, buen cine español, buen cine negro,y excelente localización.








Lo mejor para mí ha sido el paisaje de La Gomera, un lugar recóndito, misterioso, de mar abrupto, con su laurisilva embrujada, sus pequeños valles y tierras negras, y su constante neblina.
Los actores, desiguales. Quim Gutiérrez no acaba de dar el tipo de Vila, me parece que le falta fuerza y ese ligero estar de vuelta sin pasarse. Su relación con Chamorro es rara, parece que ella manda, pero no es así. Verónica Echegui se lleva lo más difícil, un personaje lleno de oscuridades, que va de sincera y es todo misterio. Ella es la clave de toda la historia. El mejor sin duda Roberto Álamo, un actorazo, duro y sensible a la vez. Genial.





No hay comentarios:

Publicar un comentario