jueves, 21 de enero de 2016

EL AMIGO FRITZ


 Es una de las novelas más conocidas de dos escritores franceses,Emile Erkmann y Alexander Chatrian. Oriundos de una zona fronteriza con Alemania, vivieron en el siglo XIX y escribieron en colaboración numerosas novelas y cuentos.
"El amigo Fritz" puede ser calificada a la vez de novela realista e idealizada. Tiene como protagonista a un joven terrateniente, que vive en un tranquilo pueblo de la Alsacia donde es propietario de una gran casa. Se ocupa de las propiedades agrícolas y ganaderas que le legó su padre, que fue juez de paz. La historia se enmarca en un verdadero idilio campesino, en el que naturaleza y tradición guían la vida de personas sencillas, amantes de la familia y la buena vida, en la que se alternan trabajo y fiestas.
El joven Fritz Kobus lleva una vida cómoda y alegre, pues nada le falta. Soltero empedernido, se niega a aceptar los consejos del mejor amigo de su padre, un rabino que le aconseja casarse. Fritz se burla alegremente de tales consejos y prefiere disfrutar de la cerveza, la caza y la amistad. Su buena ama de llaves le proporciona una casa ordenada y una alimentación sabrosa.
El protagonista es un joven acostumbrado a la independencia que da el dinero y la libertad que proporciona la salud y la juventudes egoísta, pero tiene buen corazón. Le gusta el mundo masculino de la taberna, lleno de bromas, canciones y buen vino, y se ocupa de sus asuntos con eficacia. Todo comienza a cambiar cuando conoce a una joven campesina, que se mete en su cabeza y poco a poco en su corazón. La novela nos describe el proceso psicológico del enamoramiento, desde la negación inicial hasta la rendición final.
En el viaje que emprende con su amigo recaudador de impuestos, se nos presenta levemente un mundo distinto, el de la pobreza y la enfermedad, la injusticia y la dureza de las leyes con los más miserables, lo que mueve a conmiseración al joven Fritz. El viaje fue emprendido para huir de su enamoramiento, pero, evidentemente, nada consigue, excepto que le dominen el mal humor y la melancolía.
El enamoramiento abre al joven Fritz un mundo de sentimientos y esperanzas que desconocía, y le lleva a una actitud positiva de apertura a la realidad y al futuro.
La joven novia es presentada bajo formas típicas del romanticismo. Humilde, bella, trabajadora, se ignora a sí misma e ignora su encanto. Se comporta con discreta naturalidad, y aparece dispuesta a casarse con otro joven trabajador cuando lo comienzan a concertar sus padres. El personaje del rabino tiene mayor complejidad, dentro de su previsibilidad. Vive orientado por sus creencias, y no deja de decir al hijo de su amigo todo lo que piensa que es mejor para él. Como buen judío es encendido defensor del matrimonio y la familia, empezando por él mismo.

Hay un cierto paternalismo en las relaciones entre las clases sociales, y androcentrismo en la visión de la mujer.
La dialéctica naturaleza/cultura se resuelve a favor de la primera. Ese naturalismo parece identificar la bondad con la vida natural, adornada con mínimos toques culturales. El mundo exterior parece distante. No hay guerras ni injusticias, no hay maldad ni más egoísmo que el considerado natural. Si hay algún suceso doloroso se integra fácilmente en una aceptación general de la vida. Sólo aparecen vagos sentimientos religiosos, excepto en el caso del rabino.

La novela está muy bien escrita, con descripciones muy atractivas y diálogos bien construidos, y la traducción es buena.
El amigo Fritz.Erkmann-Chatrian, Troa eds

No hay comentarios:

Publicar un comentario