domingo, 4 de agosto de 2013

PERSIGUIENDO UN SUEÑO


MÁTÉ, FERENC  Un viñedo en la Toscana. Seix Barral

 

Que un húngaro nacido en la etapa comunista  consiga instalarse en los Estados Unidos con su familia y hacer fortuna, no es algo extraño. Otros lo han hecho. Que su hijo vuelva a Europa casado con una norteamericana , se instale en Italia y se convierta en un exitoso bodeguero en la Toscana, ya es más difícil, pues implica la integración en formas de cultivo y de trabajo con siglos de antigüedad y cierto misterio. Ferenc  Máté nos cuenta cómo llegó a hacerse viticultor y bodeguero, dedicando a su proyecto esfuerzo, dinero y mucho amor.

En los últimos años se han llevado al cine dos películas sobre la Toscana “Bajo el sol de la Toscana” (2003) de EEUU, y” En un rincón de la Toscana” (2005), inglesa. Junto con las bellezas de la tierra y el amable carácter de sus habitantes, se mezcla en ellas una historia romántica, algo almibarada.

No es el caso de esta novela .El autor es un hombre lleno de iniciativa y entusiasmo. Es aventurero, marino, montañero, y ¡oh maravilla! tiene un estupendo sentido del humor.La novela está  llena de pequeños rasgos de un humor alegre, sencillo, contagioso, basado en las costumbres  italianas, las meteduras de pata propias y ajenas, y los rasgos de ingenio de los personajes.

Dice, por ejemplo, un personaje a su mujer:”Tú podrás descansar tranquila, y yo podré beber más vino. ¿Beber más que ahora? preguntó Rosanna. Tendrás que hacerlo dormido.”

Cuando está reconstruyendo las ruinas que compró, Máté  está entusiasmado con unas vigas antiguas que encontró a buen precio.”Era una viga de tamaño medio, recortada a mano. Aún podían verse las muescas hechas por el cincel.

¿Qué le parece? Pregunté entusiasmado al albañil.

Perfecto para una chimenea- respondió.

¿Para ponerla sobre la chimenea?

¡No! ¡Dentro de ella!, me espetó, y se alejó rebufando como un toro.”

La búsqueda de una casa, su completa restauración según modelos tradicionales, el estudio y roturación de las tierras adyacentes, la plantación de olivos, la selección de las mejores vides, su plantación, la larga espera de tres años hasta la primera vendimia hasta lograr un vino excelente y comercializarlo…todo ello es, en resumen el contenido de este libro, en el que se entremezclan anécdotas de familiares y amigos, viajes de descanso y de trabajo etc. En resumen, la persecución de un sueño.

No falta en él la poesía. Cuando está pensando en la mejor orientación de sus vides, uno de sus obreros le dice:”Sería hermoso ver todas las viñas de cara al llegar en coche por el camino. Que pasaran una por una, como una espina de pescado.-Funcionó como un hechizo.”

Cuando por fin, después de tantos esfuerzos, ve salir de la prensa el primer vino, dice el autor:

Salieron disparadas las uvas prensadas y cayeron como un chorretón de sangre, un líquido oscuro que destellaba en la oscuridad.”

A través de la elección de vida del protagonista aprendemos la lección de la sencillez de vida como factor de felicidad. Vivir cerca de la tierra, cultivarla, comer  y beber sabiamente, cultivar la amistad, amar la vida y no centrarse en uno mismo constituyen un apetitoso programa al alcance de quien lo sepa apreciar.

Sin ser una obra literaria extraordinaria, se trata de un libro muy entretenido, alegre, optimista, una verdadera lección de esfuerzo perseverante y creativo para lograr que un proyecto personal se convierta en una hermosa realidad. Y todo narrado con acierto y agilidad, en capítulos breves muy logrados, consiguiendo un libro redondo y relajante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario